Metas

3

El 2011 comenzó, yo ya entrene 2 veces y hoy entreno por 3ra vez. No han sido muy intensas ya que estoy en recuperación de fiestas. Como dice una de mis amigas entrenadora, es más importante lo que se come entre año nuevo y navidad que lo que se come entre navidad y año nuevo. Ella me convención de romper la dieta con eso jaja, pero ahora si vamos a tomar las cosas en serio. 

Con un nuevo enfoque, energías recargadas y metas positivas en frente, en todo momento.

“Si el proceso es doloroso, es importante concentrarse en la meta y no en el proceso.”

Si tienes hambre – piensa en el vestido o en cómo te veras cuando pierdas esa grasa adicional que tienes acumulada en el cuerpo. Si tienes cansancio, piensa en la energía que vas a tener al mejorar tu condición física, o en las felicitaciones que vas a recibir cuando vean tu transformación en unos meses.

Aquí tienes unos consejos para comenzar el año por si no has encendido los motores para ser más activo y saludable.

1. Concéntrate en tener acciones que te permiten obtener un progreso diario y piensa en resultados futuros. Tener progreso aunque sea pequeño es más importante que tener resultados al instante. Sin embargo pensar diariamente en el resultado final para el futuro te ayuda a mantenerte motivado. Utiliza una foto o imagen de una revista para motivarte a entrenar. Tener una meta y quedarte corto es mejor que no tener una meta y no comenzar a moverte.

También toma una foto tuya cada dos semanas. Compáralas cada 12 semanas para que veas los cambios

Foto gracias a Elite FTS

en tu cuerpo. Esos cambios no los notaras en el espejo diariamente, pero con las fotos vas a ver cambios reales, especialmente cada 8 a 16 semanas.

2. Ten una meta específica con fecha y medidas específicas que puedas evaluar. Escribe tus metas para cada 8 semanas en el calendario. ¿Qué medidas para la fecha deseas alcanzar? Luego de las 8 semanas, repites el proceso. Al final del 2011 veras un progreso increíble. Tengo un cliente que comienza el 2011 pesando 73 libras menos que en el 2010 y va a seguir hasta perder las últimas 25 libras que le quedan en los próximos 6 meses. 

Escribe – Tu peso actual – Tu peso meta – Fecha de comienzo – Fecha final.

Usa una pérdida de peso  aproximada de 1 a 3 libras por semana o 0.5 a 1.5 kilos por semana como referencia para la fecha final. Usa un mínimo de 8 semanas y un máximo de 16 semanas por cada meta.  

Tus resultados serán 75% mejor con usar una meta específica. Ya que evitas ese periodo luego de 3 semanas donde el 60% de las personas dejan de hacer ejercicio y comienzan a romper la dieta. No caigas en el abismo de la negatividad y dejadez del resto de las personas. Se diferente – se un campeón o campeona.

3. Si vas a comenzar a hacer ejercicios – Practica, No Entrenes Todavia. Esto se lo digo a mis clientes siempre al comenzar ya que la mayoría encuentra dificultad al hacer ejercicios con y sin pesas. Practica el ejercicio y cuando lo domines entonces entrenas. No le huyas a ejercicios porque son complejos o difíciles, solo practícalos y eventualmente lo que era difícil se convierte en algo fácil.

Aprender es incomodo, es consciente y toma tiempo de trabajo y descanso. Pero la recompensa de aprender algo nuevo es invaluable y es para el resto de tu vida gracias a la memoria muscular. Un ejercicio que practicas y aprendes en unos días o semanas te puede servir por décadas.

4. Planifica – esto solo toma unos minutos y si no lo haces las consecuencias son mortales para tu meta. Si tú no planificas tu día, lo que vas a comer y no sigues un plan de entrenamiento, no vas a tener dirección y cualquier otra persona o evento va a determinar lo que haces.

“No planificar es regalar el control de tu vida a la primera persona que te pide algo.” Créeme, esto nos afecta a todos.

  • Planifica tus rutinas, combina ejercicios que sabes hacer con ejercicios que no sabes hacer para que puedas practicarlos.
  • Planifica tus días de descanso, realiza estiramientos, masajes, mucha hidratación y consume menos calorías ya que no las necesitas en este día tanto como en el día de entrenamiento.
  • Planifica y anota lo que lograste completar y lo que no lograste completar, así puedes hacer modificaciones para tu próximo plan. Escribe como te sentiste, que salió mal, que salió bien, porque y como mejorarlo.

Esto solo toma unos minutos, apaga la TV, apaga el celular, antes de acostarte a dormir o mientras hay comerciales (si no quieres perderte la novela o las noticias) se proactivo con tu tiempo. Tenemos muchos estímulos negativos en la vida y al escribir tus planes y revisarlos podemos obtener un estimulo positivo aunque sea un poco incomodo. Hace gran diferencia.

5. Evalúa al menos cada 2 a 4 semanas para cambiar tu dirección o seguir el plan. Cada dos semanas evalúa como te sientes en cada ejercicio y determina si debes aumentar la intensidad (aumentar peso, reducir el descanso, aumentar las repeticiones o cambiar a un ejercicio más difícil).

Cada 2 semanas analiza tus resultados y tu dieta diaria para realizar los cambios necesarios por los próximos días (aumentar las calorías o macro-nutrientes “proteínas, grasa, carbohidratos”, reducir calorías o macro-nutrientes o seguir el plan que ya estas siguiendo porque te funciona). Recuerda que si no evalúas no sabes que funciona y que no funciona.

Este es el mes donde todo el mundo quiere hacerlo todo a la vez, pero comienzan sin un plan, sin evaluar resultados y sin paciencia para aprender ejercicios. Si durante los pasados años no has seguido ningún plan y no te has propuesto metas especificas con fecha de logro; ¿Crees que si intentas algo diferente, vas a obtener resultados diferentes? 

Yo creo que sí. Ya que “Hacer lo mismo, esperando resultados diferentes es una de las definiciones de locura.”

Que tengas un feliz 2011 lleno de cosas nuevas y buenas, retos para alcanzar, cambios positivos y más productividad.

Gracias por leer
Rick

Sunwarrior Protein